#TalentoIDESIE en L35 Arquitectos

L35 es un estudio internacional de arquitectura con oficinas en Barcelona, Madrid, París, Ginebra, Casablanca, Estambul, São Paulo, Bogotá, Santiago de Chile, México, Miami y Abu Dhabi.

Hoy somos un equipo de 38 socios y más de 250 profesionales con una actividad global y multidisciplinar basada en la excelencia en arquitectura y en constante desarrollo. Nuestra apuesta por el trabajo de equipo no ha cambiado desde nuestro origen en 1967, y es sin duda uno de nuestros mayores valores.

En la actualidad somos un grupo formado por profesionales de más de una veintena de nacionalidades, inyectando experiencia, juventud y talento en cada uno de los proyectos que acometemos.

Con el fin de ofrecer la solución más adecuada y en su compromiso por la calidad, L35 integra el máximo rigor técnico al proceso creativo, proporcionando al cliente un servicio integral desde la fase conceptual hasta la dirección de obra, utilizando tecnología adaptada a cada proyecto.

El estudio de arquitectura L35 está utilizando la tecnología BIM desde el año 2012. Se usa como herramienta de BIM el programa REVIT de Autodesk. En la actualidad trabajan varios equipos de BIM (con un alto conocimiento de la herramienta REVIT) en las oficinas de L35 de Barcelona, Madrid y Paris desarrollando proyectos de diversas tipologías: centros comerciales, instalaciones deportivas, edificaciones singulares, oficinas y viviendas, en todas sus fases, desde el Anteproyecto, hasta completar los Proyectos Básico y de Ejecución con Mediciones y Presupuesto.

Estos proyectos se realizan incluso con otros equipos multidisciplinares externos, utilizando la misma herramienta Revit, con el fin de coordinar las disciplinas de Arquitectura, Estructura e Instalaciones (MEP) y controlar las posibles interferencias en el modelado digital antes de la ejecución del edificio.

Cada oficina de L35, tiene un BIM Manager responsable de organizar los estándares generales del estudio, coordinar los equipos de Revit y los procesos de trabajo en los proyectos BIM. Además cada proyecto cuenta con la figura de un BIM Coordinador.

Nuestros equipos BIM están formados por arquitectos con experiencia en el desarrollo de proyectos y la generación de modelos BIM, y por arquitectos jóvenes que se han formado en los master (MBBE y MBIM) de IDESIE Business School.

Cada año alumnos de IDESIE realizan prácticas en nuestras oficinas y después muchos de ellos se quedan a trabajar en L35. Estos alumnos tienen un alto conocimiento de las herramientas BIM, experiencia en el modelado virtual y en la gestión de proyectos BIM.

El trabajo en equipo es fundamental para el proceso del modelado BIM para conseguir los objetivos. Se debe entender el desarrollo de los modelos BIM como un trabajo colaborativo en el que todos los integrantes trabajan simultáneamente en el mismo modelo virtual y alimentan estos modelos con datos geométricos y no- geométricos. Trabajar en metodología BIM y en equipo mejora la comunicación, fomenta el aprendizaje compartido y produce una mayor involucración en el desarrollo de los proyectos. La mentalidad o el espíritu positivo de los miembros del equipo BIM garantizan el éxito de un proyecto.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en L35?

Los alumnos de IDESIE nos cuentan su experiencia de trabajar en L35:

Laura Fernández (MBBE), Marta Gómez (MBIM), Antonio Roldán (MBIM), Dang Nguyen (MBIM) están trabajando en L35 realizando un proyecto residencial bastante complejo en BIM.

Laura Fernández:

En mi opinión, los cambios principales que establece la metodología BIM, a  día de hoy, son la introducción del trabajo colaborativo a tiempo real sobre un único modelo, y la mayor precisión y calidad del proyecto que se entrega al cliente.  En este sentido, las prácticas previas realizadas en IDESIE me han facilitado mucho la adaptación al trabajo colaborativo  en L35, del que destacaría la coordinación y la confianza en el equipo, así como la perseverancia por el trabajo bien hecho.

Marta Gómez:

Conocer la metodología BIM puede resultar clave para sacar el máximo partido a un proyecto de cualquier índole. Estos conocimientos aprendidos a lo largo del master y llevados a la realidad al mismo tiempo con las prácticas de IDESIE nos han permitido ganar experiencia de cara a un ámbito profesional. Con este aprendizaje la inserción en un estudio internacional como L35  resulta bastante sencilla. Se trabaja de una manera productiva desde el primer momento en distintos proyectos, adaptándonos al trabajo colaborativo que se establece por parte del estudio.

Antonio Roldán:

Trabajar en BIM siempre es un reto. Cada proyecto es diferente y siempre hay que planificar la forma de enfrentarse al mismo. Al ser algo innovador y no tener tanta
experiencia en este campo, el haber conocido a especialistas BIM en el estudio me ha ayudado mucho a entender mejor esta metodología de trabajo colaborativo.

Soy parte del equipo que está realizando un proyecto residencial muy complejo en BIM. Este proyecto se organizó como una matrioshka (muñeca rusa), un proyecto que contiene bloques residenciales que contienen viviendas individuales. Cada uno de nosotros hemos tenido la facilidad para exponer nuestras ideas y el equipo siempre ha estado abierto a cualquier proposición que mejorara el proceso de trabajo. Aprendimos mucho de cómo gestionar un equipo de trabajo.

Hemos sido 8 personas involucradas en todo el proceso desde el proyecto básico hasta el de ejecución y la organización entre todos nosotros ha sido muy importante.
Teníamos que modelar con los mismos criterios y cumplir los requerimientos de los “Estándares BIM” del cliente y el BEP del proyecto. Todo lo que hemos trabajado para este proyecto, sin duda, nos ha ayudado a comprender mejor el BIM como método de trabajo en equipo y a conocer mejor cuales son los puntos fuertes y habilidades de cada miembro. Esto es un factor fundamental para afrontar los siguientes proyectos en BIM.

Dang Nguyen:

Soy de Vietnam, hice mi curso de master MBIM en IDESIE y llevo 6 meses trabajando e L35 Madrid en el departamento BIM. El estudio me encanta tanto en el aspecto profesional como en el ambiente simpático entre los compañeros. También me alegro que pueda aplicar eficientemente los conocimientos que me han formado en IDESIE.

No es fácil cambiar la manera de trabajo desde los proyectos tradicionales en AutoCAD a BIM. BIM nos ayuda a trabajar más eficazmente teniendo las construcciones simuladas en el entorno del ordenador, así podemos evitar los conflictos y nos permite colaborar entre todos los integrantes  del proyecto BIM con más precisión. En L35 aplicamos BIM no solo para generar modelos 3D coordinados, también utilizamos dichos modelos para las mediciones y presupuestos (5D) y gestionamos la información geométrica y no- geométrica de estos proyectos BIM.  Los resultados, que hemos conseguido, nos animan para el uso de la metodología BIM en el futuro.

Inma Conejero (MBBE) lleva trabajando varios años en L35 y forma parte del equipo BIM desde el primer momento. En el último proyecto BIM ha realizado el rol de BIM-Coordinadora.

Inma Conejero:

La consecución de un proyecto BIM se lleva a cabo por todo el equipo de trabajo. En L35, cuando se nos plantea un proyecto BIM, consideramos muy importante hacer un trabajo previo estudiando los objetivos y usos BIM que requiere el cliente, así como protocolos, planes…

En el estudio, todo el equipo de un proyecto debe ser consciente del desafío al que se enfrenta, de cómo se va a desarrollar el proyecto y de cuáles son las funciones de cada uno. Esto hace que nuestra motivación sea mayor y que mantengamos un proceso de trabajo bien organizado. Pese a ello, es inevitable que en cada nuevo proyecto nos encontremos con nuevos retos, y resulta satisfactorio identificarlos y buscar soluciones entre todos, para atacarlos desde el primer momento en proyectos posteriores y no dejar de mejorar.

Marta Canto (MBIM), Diego Fierro (MBIM) y Sergio López (MBBE) inician su carrera en L35 en el verano de 2016. En la actualidad están trabajando en proyectos grandes y con cierta particularidad en el estudio.

Marta Canto:

Pertenecer a L35 me está permitiendo tanto dar como recibir. Dar mi conocimiento, esfuerzo e ilusión. Recibir un aprendizaje de la experiencia de mis compañeros que llevan  años dedicados a esta profesión.

Después de año y medio en el estudio, valoro la importancia del trabajo colaborativo. Y ahora, en el proyecto que me ocupa, mucho más, ya que en éste el trabajo se encuentra coordinado con el de otro importante estudio de arquitectura.

Sacar adelante un trabajo así, a la altura en que se actúa en un estudio como el nuestro, no es posible si no se participa en todo y de todo, si no se trabaja en equipo. Haber pasado, además, por diferentes proyectos y en las distintas etapas de éstos, me ha permitido participar de forma directa en su puesta en marcha, y también ir adquiriendo el dominio de todos los aspectos integrados en cualquier proyecto: desde el concepto, uniendo el rigor con la creatividad hasta el proceso ejecutivo.

Sergio López:

La diversidad y complejidad de proyectos que se realizan en L35, hacen que la evolución y el aprendizaje sean continuos y diarios. Lo que nos permite crecer tanto a nivel personal como laboral.

Cuando trabajas en un proyecto de gran magnitud, como en el que estoy colaborando en la actualidad, en el que se aúnan diversas tipologías, sistemas constructivos y consultores, te das cuenta de que la coordinación el trabajo en equipo y sobre todo la confianza entre los miembros del mismo, son base para alcanzar el éxito. En todos los proyectos hay que trabajar duro día a día y afrontar con esfuerzo todos los posibles retos que puedan aparecer.

Diego Fierro:

La gran variedad de peculiaridades y necesidades que se deben satisfacer en la diversidad de proyectos en los que he colaborado en L35 me han permitido mantener un ritmo de aprendizaje y desarrollo profesional continuado, aportándome una gran capacidad de adaptación.

He podido aportar mi esfuerzo y dedicación a proyectos repartidos por multitud de países, desde pequeñas actuaciones en fases preliminares hasta el desarrollo de grandes iconos arquitectónicos y urbanos. La coordinación es esencial para alcanzar los objetivos propuestos, más aún cuando habitualmente muchos de los agentes implicados en el desarrollo de los proyectos realizan su actividad profesional desde otros países.

María Pérez (MBBE) es una de las primeras alumnas de IDESIE  en L35 y lleva varios años trabajando en nuestro estudio realizando y revisando proyectos de Instalaciones (MEP).

María Pérez:

Empecé a trabajar en L35  hace algo más de cuatro años y desde el primer día fue un continuo aprendizaje y desarrollo, tanto personal como profesional, que a día de hoy sigo teniendo. Realizamos proyectos de instalaciones, además de supervisar y coordinar con arquitectura los que realizan las ingenierías, para conseguir integrar las necesidades de cada proyecto de la mejor forma.

Es fundamental la coordinación entre arquitectura e instalaciones desde el inicio del proyecto para que la integración de las mismas sea más fácil y se pueda llegar a mejores soluciones, y ese es nuestro objetivo.

Sonia Villagra (MBBE) empezó trabajando en L35 en la oficina de Madrid. Se trasladó en el año 2015 a nuestra oficina de París. Realizó varios proyectos en BIM y es en la actualidad responsable de un gran proyecto de retail.

Sonia Villagra:

Fue gracias a una bolsa de empleo del master de MBBE, que me ofreció la oportunidad de comenzar a formar parte de esta organización. Comencé el master con la ambición de evolucionar e impulsar mi curriculum, desmarcándome de muchos profesionales que como yo, habían sido tocados por las circunstancias económicas de España.

L35 ha permitido desarrollar mis competencias profesionales, pero también personales, ya que la colaboración en grandes proyectos requiere una coordinación técnica y humana muy importante. Mi experiencia en L35 se inició formando parte del equipo BIM que desarrollaba un proyecto grande y complejo.

Además de impulsar mi carrera, L35 me abrió la posibilidad de continuar mi carrera en Francia, en la oficina de Paris. Éste cambio supuso un reto profesional, pero sobre todo personal, ya que implicó aprender rápidamente la lengua y la metodología de trabajo (bastante diferente, pese a lo próximos que están los dos países). Ha sido aquí en Paris, donde he tenido de nuevo la oportunidad de colaborar en otro gran proyecto bajo la metodología BIM. En este caso el desafío implicaba también la coordinación de todas las disciplinas de proyecto y me permitió poner en práctica parte de los conocimientos adquiridos en el máster MBBE. Fue un desafío, del que a día de hoy, sólo puedo dar gracias que se me haya planteado porque considero que ahora mi perfil cuenta con un valor añadido.

Nuestra experiencia en proyectos BIM es muy positiva, siempre con esta mayor coordinación y rigor por parte de todas las disciplinas que forman parte del proyecto.